Donde florece 

La pasión 

 La Primavera
 
 
 La Primavera Plus
 

 
 

Decoración
Parqueadero
Restaurante
Bar
WiFi
 Música
Aquí escucharás la música que se emite en La Primavera 1, La Primavera 2 y La Primavera Plus. Tenemos variados generos musicales y puede sugerirnos su canción favorita a través del contáctenos de nuestra página.
 
 Regístrese aquí
Déjanos tus comentarios y sugerencias y conoce acerca de nuestras promociones
 
 
 
 
 Deseo recibir información de promociones.
 
 
LOS 7 PECADOS CAPITALES EN EL SEXO…

Supongo que si te gusta este blog, te gusta pecar… Y cuando hablo de pecar, hablo de sexo por supuesto, no me refiero a robar, mentir o matar jajaja.  Quiero decir, que no eres la típica persona que solo hace el amor con las luces apagadas y en la postura del misionero… ¿Por qué no eres así no? ¿Seguro no? No me asustéis eh jajaja…
No, en serio, me parece interesante darle la vuelta a los 7 pecados capitales (Gula, ira, envidia, soberbia, pereza, avaricia, lujuria) desde una visión meramente sexual, analizar cómo cada uno de esos pecados, interfiere de una manera u otra en nuestras relaciones sexuales. Metafóricamente hablando claro está. Y dejando claro, que la palabra pecar en el sexo, no siempre es sinónimo de ser buen o buena amante.
Porque al igual que hay gente perezosa en otros aspectos, también lo es en el sexo. Y al igual que existe gente avariciosa en este mundo y no se conforman nunca con nada, pues lo mismo les pasa en el sexo. Y así con cada uno de los 7 pecados…
Que sobra decir que no son todos malos eh, que en este grupo de pecados tenemos una gran aliada, nuestra querida lujuria por ejemplo…
La cosa es, ¿Cómo detectamos a esta gente pecadora? Pues con estos sencillos pasos… Empezamos.
1- SOBERBIA
Cosas como… ¿A que nunca has estado en la cama con alguien como yo? ¿A que nunca nadie te ha hecho sentir tanto placer? ¿Cómo me muevo eh? ¿Te ha gustado eh? ¿Cómo aguanto eh? ¿Soy muy crack eh? Oohh si, muy crack y muy creid@ también jajaja…
Aaaaaarrrrrrgggg que horror de gente!!! Por lo menos espero que lo hayan hecho bien, porque si encima de que te sueltan todo ese rollo egocéntrico y soberbio, lo hacen como el puto culo, pues apaga y vámonos…
No sería mejor tener un poco de humildad y esperar a que ese tipo de cosas y halagos… ¿Nos las dijera nuestr@ amante? ¿No sería mejor preguntar antes que afirmar? Yo creo que sí. La soberbia es una mala consejera en el sexo.
Además si estás con alguien así, no esperes que cambie sus técnicas para complacerte, ell@s lo saben todo y son los mejores. Y esto me recuerda algo muy importante…
Regla número uno en el sexo: NUNCA VAYAS DE SOBRAD@2- GULA
Existen personas que solo piensan en comer y zampar constantemente, incluso cuando su cuerpo y su salud se ven afectados negativamente. En el sexo también existe gente así, aquell@s personas que no piensan en otra cosa más que en su propio placer, en cualquier momento o a cualquier precio.
Quizá l@s gulas del sexo podrían ser aquellas personas adictas, o que padecen algún tipo de trastorno o ninfomanía. Si ese es tu caso háztelo mirar, porque está muy bien eso de ser fogoso y tener ganas de sexo o de masturbarte con asiduidad, pero si ese pensamiento no te deja disfrutar de las otras cosas importantes de la vida, entonces ten en cuenta, que probablemente a nadie le apetezca compartir su vida contigo. Y digo probablemente, porque a veces incluso en estos casos, hay gente que encuentra a la horma de su zapato. No obstante, cualquier relación en la que existe algún tipo de adicción, sea del tipo que sea, casi siempre acaba fracasando. Así que haz el amor, llénate de sus nutrientes, beneficios y vitaminas pero tampoco te empaches ok…
Regla número dos: TODO EN EXCESO ES MALO, INCLUSO EL SEXO…
3- PEREZA
Uy, uy, uy llegamos a la pereza… ¿Sabéis cuantas parejas en este mundo terminan sus relaciones por volverse perezosos en el sexo? Pues muchas, muchísimas…
Que si estoy cansad@, que si ahora no me apetece, que si me duele la cabeza, que si ahora no porque acabo de estar con mi amante jajaja…
Lo cierto es que a veces cuesta ponerse… por el ritmo de vida que llevamos, trabajo, casa, niños, estrés. Pero en lo que la mayoría de gente coincide, es que una vez están en el lio terminan disfrutando como loc@s y que una vez terminado el acto, se alegran de haberse puesto manos en el sexo (me gusta más que manos a la obra). Creo que es necesario buscar tiempo para todo, porque como ya hemos dicho otras veces: El amor implica sexo.
Así que a buscar tiempo para el disfrute o si no…
Regla número tres: SI ERES PEREZOS@ EN EL SEXO, OTRA PERSONA OCUPARÁ TU PUESTO…4- IRA
El sexo muchas veces provoca ira y enfado. Y es que claro… ¿A quién le gusta quedarse insatisfech@? ¿A quién le gusta sentirse rechazad@? ¿A quién le gusta tener pareja y no follar? ¿Pues supongo que a nadie no…?
Muchas veces escucho comentarios (en reuniones tuppersex, mensajes que me envían, amig@s…) del tipo: Nunca tiene ganas, no se interesa en mi placer, nunca llego al orgasmo, todo acaba demasiado rápido, no existen los preliminares… Y claro, con este panorama sexual, entiendo que hablar de sexo o que tu egoísta pareja te proponga practicarlo, debe de ponerte como una moto, rabios@ y exaltad@…
Sin ninguna duda, creo que la ira en el sexo es provocada por la falta de comunicación. Así que, todo será cuestión de hablar e intentar solucionar esos problemas.
Regla número cuatro: SI EN EL SEXO ME HACES ENFADAR, MASTURBARME ALEGRÍAS ME DARÁ…5- ENVIDIA
Pecar de envidios@s en el sexo es algo complicado, porque… ¿De quién podemos tener envidia en las artes amatorias? Pues no sé, podría ser de los actores porno, de tu amig@ porque folla más que tú, de tu compañer@ de trabajo porque notas que todo el mundo quiere llevársel@ a la cama… Vaya pues sí, visto lo visto, también se puede ser envidios@ en el sexo.
Joder, ¿pues qué triste no? Ya sabemos que la envidia es el deporte nacional, cosa que nunca he entendido por supuesto. La verdad es que yo nunca he deseado ser otra persona, ni tener la belleza, ni el dinero, ni la inteligencia de alguien que no sea yo, quererse es primordial y yo la verdad es que me quiero mucho. La envidia es algo insano, además de un sentimiento doloroso para quien la padece, vuelve a las personas malignas y sufridoras y es tal el malestar que te crea por dentro que no te deja disfrutar de la vida y en este caso, tampoco del sexo. Recuerda…
Regla número cinco: SI ENVIDIA HAS DE PADECER, CONMIGO NO VAS A YACER…6- AVARICIA
Este pecado sí que me parece verdaderamente alucinante: La avaricia.
¿Y a quien podríamos considerar un pecador avaricioso en el sexo? Pues a aquel a aquella que teniendo una relación fantástica y en la que todo marcha a la perfección (sobre todo en lo que a sexo se refiere…) necesitan más y deciden engañar a sus parejas porque sus ansias de sexo, no se calman aunque tengan a verdaderos reyes y reinas del placer entre sus sabanas.
¿Qué triste no? Porque digo yo, si eres una bestia sexual que no te conformas con compartir tus fluidos con solo una persona… ¿por qué engañar y llevar una vida paralela?
Y ojo, que me refiero a relaciones en las que todo marcha perfectamente y en las que no deberían de existir ese tipo de cosas, que yo no soy partidaria de la infidelidad, está claro que no, pero que hay personas que son infieles porque a sus parejas les da lo mismo estar 6 meses sin follar, y aquí no encuentro nada raro… ¿Pero en una relación feliz, qué necesidad hay?
Pues aquí no me queda otra que decir el refrán de toda la vida…
Regla número seis: LA AVARICIA ROMPE EL SACO…7- LUJURIA
Y aunque algun@s quieren hacernos creer, que la lujuria es un pecado inmoral y que lo que provoca es un deseo sexual desordenado e incontrolable… yo opino que sin lujuria y morbo no existe el buen sexo.
La lujuria es un estado mental necesario cuando decidimos disfrutar, cuando decidimos entregarnos por completo y sin reglas, cuando estamos dispuest@s a dar y a recibir placer. La lujuria nos excita, nos vuelve poderos@s, nos desinhibe, nos libera de los miedos, nos hace sacar a la fiera que llevamos dentro, nos deja al descubierto y nos muestra exactamente como somos y que necesitamos en el sexo…
¿Pero quién es capaz de hacernos mostrar esa parte de nosotr@s?¿Quién nos provoca despertar nuestros instintos más profundos y a veces dormidos? Pues supongo que alguien con quien llevas tiempo experimentando, con quien el sexo es placentero y con quien la confianza es total…
A veces nos resistimos a que la lujuria nos invada, quizá por miedo, por vergüenza o simplemente, porque la persona que tenemos como compañer@ de cama, no es capaz de llevarnos a un estado de excitación en el que el razonamiento no tiene cabida, en el que el razonamiento se convierte exactamente en eso… en lujuria.
Regla número siete: SI LUJURIA NO ME VAS DE PROVOCAR, POCAS VECES EN LA CAMA NOS VAMOS A ENCONTRAR…